La primera cosecha de café del año se la conoce con el nombre de TRAVIESA, de ahí nuestro nombre y filosofía: la expresión honesta y traviesa del grano de café. El café es literalmente travieso. Cada cosecha tiene su carácter, por tanto, su procesamiento, tueste, catación, extracción y preparación nunca van a ser iguales. De la misma forma, el artesano del café debe ser honesto porque está en sus manos permitir que el grano del café se manifieste por sí mismo.

Somos una tostaduría de cafés de especialidad ubicada en Quito, Ecuador. Pero no solo tostamos café, también educamos, nos capacitamos, experimentamos, evolucionamos, revolucionamos, pero principalmente, visibilizamos la caficultura a través de nuestro arte.

     Bienvenidos

 

Conoce nuestro taller  →